¿Qué Son Los Activos Y Los Pasivos?

¿Quieres ser rico? Quizá te sorprenda saber que no se trata de cuánto dinero ganas, sino de cuánto dinero conservas.

Entender la verdadera definición es la clave para hacerse rico.

Mucha gente viene a mí preguntando cómo pueden hacerse ricos rápidamente. Esa es la pregunta que más me inquieta porque es la pregunta equivocada. Me dice que no tienen la base de inteligencia financiera necesaria para utilizar bien su dinero si se hacen ricos.

Esto se debe a que la mayoría de la gente no entiende que, cuando se trata de ser rico, no se trata de cuánto dinero ganas. Se trata de cuánto dinero conservas.

¿Quieres ser rico? Se trata de los activos frente a los pasivos

Mi Padre Pobre siempre me decía: "Tienes que leer libros". Mi padre rico siempre me decía: "Tienes que tener conocimientos financieros". Creo que ambos tenían razón. Los libros y el aprendizaje son importantes, y también lo es una sólida educación financiera. Y si tuviera que elegir uno sobre el otro, elegiría la educación financiera.

La importancia de una base financiera firme tiene sentido cuando se piensa en la construcción. Si quieres construir el Empire State Building, lo primero que tienes que hacer es cavar un agujero profundo y echar unos cimientos fuertes. Si quieres construir una McMansion en los suburbios, viertes una losa de 15 centímetros.

El problema con la mayoría de la gente que quiere hacerse rica rápidamente es que intentan construir el Empire State Building sobre una losa de hormigón de 15 centímetros. No han profundizado. No tienen una educación financiera firme para apuntalar sus cimientos financieros. Afortunadamente, mi padre rico se tomó el tiempo de enseñarme sobre el dinero y de poner una base financiera sólida en mi vida.

Y la regla número uno que me enseñó fue: "Debes aprender la diferencia entre un activo y un pasivo, y comprar activos".

Es una regla tan sencilla que resulta casi anticlimática. Pero, si quieres ser rico, esto es todo lo que necesitas saber. Es la regla número uno. Es la única regla.

La realidad es que la mayoría de la gente tiene problemas financieros porque no sabe la diferencia entre un activo y un pasivo. En parte, esto se debe a que las escuelas no enseñan a la gente lo que es un activo y un pasivo. Y en parte, esto se debe a que los que sí aprenden los conceptos los aprenden de los contables que los complican demasiado.

Mi padre, que es rico, me dio una definición muy sencilla de activo y pasivo.

¿Qué es un activo?

La definición simple de un activo es algo que pone dinero en tu bolsillo. Muchos supuestos expertos en dinero y contables tendrán una definición muy diferente que implica complejas matemáticas, pero la realidad es que a menos que algo ponga dinero en tu bolsillo, no es un activo.

Hay muchas cosas que pueden considerarse activos. Por ejemplo, una inversión inmobiliaria, un negocio, productos como libros o arte, o los dividendos de las inversiones en acciones y bonos.

Los ricos se centran en construir sus activos.

¿Qué es un pasivo?

La definición simple de un pasivo es algo que saca dinero de su bolsillo. Entre los pasivos más comunes se encuentran cosas como los coches, las vacaciones, la ropa, las comidas fuera de casa, las suscripciones no utilizadas, etc.

Si miras el presupuesto de una persona pobre, verás que está lleno de pasivos y no tiene activos.

Lo interesante es que hay algunas cosas que la gente confunde con activos que en realidad son pasivos. Esto se debe a que no tienen una gran inteligencia financiera y se toman al pie de la letra los consejos de los llamados expertos financieros.

La diferencia entre un activo y un pasivo

Para ilustrar esto, veamos algo que la mayoría de la gente considera un activo: su casa. Si miramos un balance tradicional, nuestra casa aparecerá en la columna de activos.

Durante muchas décadas, desde la publicación de Padre Rico Padre Pobre, he suscitado controversia al decir: "Su casa no es un activo". Cuando se publicó, la industria financiera aulló y se burló de mí por decir esto. En 2008, el comienzo de la Gran Recesión, causada por los impagos masivos de los préstamos hipotecarios de alto riesgo, la gente ya no se reía.

¿Por qué?

Porque se dieron cuenta de la dura verdad de que muchas cosas que los contables y los financieros consideran activos son en realidad pasivos que se esconden detrás de humo y espejos.

Volvamos a la sencilla definición de Rich Dad de un activo y un pasivo: un activo es algo que pone dinero en tu bolsillo y un pasivo es algo que saca dinero de tu bolsillo.

Utilizando esta sencilla y práctica definición, su casa es un pasivo porque le quita dinero de su bolsillo cada mes en forma de hipoteca, impuestos, seguro y costes de mantenimiento. No pone dinero en su bolsillo. Sólo si puede venderla generando una ganancia se convierte en un activo. Muchas personas afectadas por la Gran Recesión descubrieron que su casa era un pasivo cuando fue ejecutada, vendida en una venta al descubierto o vendida con pérdidas.

Por el contrario, una casa de alquiler puede ser un activo, si usted hace su debida diligencia correctamente y es capaz de recaudar más renta que los gastos cada mes. La diferencia entre el alquiler y los gastos es el ingreso operativo neto, y es el flujo de efectivo que fluye en sus bolsillos cada mes. Por lo tanto, es un activo.

Los ricos no trabajan por dinero

Creo que la diferencia entre un activo y un pasivo se entiende mejor mirando las siguientes imágenes.

De forma muy sencilla, los ricos no trabajan por dinero en forma de ingresos como hacen los empleados. Más bien, los ricos invierten su dinero en activos que ponen más dinero en sus bolsillos, como bienes inmuebles, acciones, bonos, pagarés y propiedad intelectual.

La clase media y los pobres trabajan por dinero y empleados e invierten su dinero en pasivos que sacan dinero de sus bolsillos, como hipotecas, préstamos al consumo y deudas de tarjetas de crédito.

Si quieres ser rico, te animo a que empieces a invertir en tu educación financiera hoy mismo. Y tu primera tarea es empezar a estudiar las diferencias entre activos y pasivos.

Si construyes esta base firme, entenderás más sobre el dinero que el 99% del mundo y estarás en camino no sólo de hacerte rico y ganar dinero, sino también de conservarlo.

¿Cómo puedes empezar a invertir en tu educación financiera hoy mismo? Para obtener ayuda, consulte nuestra comunidad gratuita en línea con recursos de educación financiera aquí.

Siete Tipos De Inteligencia (Y La Que Puede Ayudarte A Ser Rico)

Por qué la inteligencia emocional es esencial para el éxito

La inteligencia de los libros no es el único tipo de inteligencia. Descubra sus puntos fuertes -y débiles- a través de los siete tipos de inteligencia.

¿Por qué la inteligencia emocional es esencial para el éxito?

Una cosa es cierta: todos somos diferentes. Cada uno de nosotros tiene sus propias fortalezas y debilidades naturales. De hecho, conocerse a sí mismo y saber cuáles son sus puntos fuertes y débiles es una de las claves para tener éxito en la vida.

En 1983, Howard Gardner, profesor de la Harvard Graduate School of Education, publicó su libro "Frames of Mind: La teoría de las inteligencias múltiples". En el libro, Gardner esbozó siete inteligencias.

En lugar de considerar la inteligencia de una manera estrecha como lo hace el CI, Gardner propuso que las personas tenían diferentes inteligencias en las que destacan. Las personas no suelen destacar en una sola inteligencia, sino que tienen múltiples inteligencias en las que son fuertes, pero también múltiples inteligencias en las que no son fuertes.

A continuación se describen brevemente las siete inteligencias de Gardner.

Los siete tipos de inteligencia de Gardner

Verbal-lingüística

Las personas dotadas de inteligencia verbal-lingüística tienden a ser buenas para leer, escribir y memorizar palabras y fechas. Aprenden mejor leyendo, tomando notas y escuchando conferencias. Estas personas son de cerebro izquierdo dominante. La escuela es relativamente fácil si eres fuerte en esta inteligencia. La mayoría de los estudiantes "A" son fuertes en inteligencia verbal-lingüística. Muchos llegan a ser periodistas, abogados, escritores y médicos.

Lógica-matemática

A los dotados de esta inteligencia les van bien las matemáticas. Se sienten cómodos con los números, los problemas numéricos, la lógica y las abstracciones. Estas personas suelen tener un cerebro izquierdo dominante. Los estudiantes con esta inteligencia también se desenvuelven muy bien en los entornos educativos tradicionales y a menudo se convierten en estudiantes "A". Muchos llegan a ser ingenieros, científicos, médicos, contables y analistas financieros.

Corporal-cinestésica

Estos estudiantes suelen estar dotados físicamente. Tienden a aprender mejor moviéndose y haciendo. Esta inteligencia se manifiesta en el gimnasio, el campo de fútbol, el estudio de danza, el estudio de interpretación, la carpintería o el taller de coches. Los atletas profesionales, los bailarines, los actores, los modelos, los cirujanos, los bomberos, los soldados, los policías, los pilotos, los pilotos de carreras y los mecánicos suelen estar dotados de esta inteligencia.

Espacial

Esta inteligencia es fuerte en el arte, la visualización, el diseño y la resolución de rompecabezas. Por lo general, se considera que estas personas tienen un cerebro derecho dominante. Los estudiantes dotados de esta inteligencia no suelen tener éxito en los entornos educativos tradicionales. Les va mejor en las escuelas que se centran en el arte, el diseño, el color y la arquitectura. Estos estudiantes se convierten en artistas, diseñadores de interiores, diseñadores de moda y arquitectos.

Musical

Esta inteligencia es sensible a la música, el ritmo, el tono, la melodía y el timbre. Esta persona suele cantar y tocar bien los instrumentos musicales. Esta inteligencia no se desenvuelve bien en un entorno educativo tradicional. Una persona con este don se desenvuelve mejor en entornos musicales de aprendizaje, como las escuelas de artes escénicas.

Interpersonal

Estas personas son comunicadoras. Suelen ser populares y extrovertidas, y muestran sensibilidad hacia los estados de ánimo, los sentimientos, los temperamentos y las motivaciones de los demás. Una persona dotada de esta inteligencia suele tener buenos resultados en la escuela, especialmente en los concursos de popularidad, como la candidatura al gobierno estudiantil. Estas personas tienden a dedicarse a las ventas, la política, la enseñanza y el trabajo social.

Intrapersonal

Esta inteligencia suele denominarse inteligencia emocional. Esta inteligencia se ocupa de la autorreflexión y la introspección. La inteligencia emocional se refiere a tener un profundo conocimiento de uno mismo, conocer sus propios puntos fuertes y débiles, y lo que le hace único, con la capacidad de manejar reacciones y emociones. La inteligencia intrapersonal es crucial para los entornos de alto estrés. De hecho, la inteligencia intrapersonal es fundamental para tener éxito en casi cualquier campo o profesión.

Construir redes de inteligencias múltiples

Si bien es importante entender en qué tipos de inteligencia se es fuerte y débil, es aún más importante apoyarse en los puntos fuertes de otras personas para complementar los puntos débiles. A esto le llamo construir una red de inteligencias múltiples.

Por ejemplo, yo no era un buen estudiante. Esto se debe a que era débil en la inteligencia verbal-lingüística y lógica-matemática. Puede que esto te parezca extraño, ya que soy un escritor de best-sellers y doy clases de finanzas, pero la clave de mi éxito es rodearme de gente más inteligente que yo.

Como siempre he dicho, soy un autor de best-sellers... no un escritor. Llevo años trabajando con otros escritores y editores que me ayudan a dar forma a mis ideas para mis libros y artículos. Me ayudan a dar forma a mis pensamientos con su inteligencia verbal-lingüística.

Del mismo modo, aunque comprendo la mecánica de las finanzas, no es conveniente que yo haga los números. Por eso tengo grandes asesores que me ayudan con la contabilidad, los impuestos y demás. Utilizan su inteligencia lógico-matemática para ayudarme a ser más rico.

Rich Dad siempre decía: "Los negocios y la vida son deportes de equipo", y una de las claves del éxito es crear un equipo o una red con múltiples inteligencias que te ayuden a complementar lo que te falta.

La única inteligencia del éxito que todos deben tener

Esto no quiere decir que no pueda aprender a ser mejor escritor o a llevar mi propia contabilidad. Podría, pero no es mi inteligencia natural. Creo que es mucho mejor subcontratar a otros que tienen esas inteligencias que intentar desarrollarlas yo mismo.

Dicho esto, hay un tipo de inteligencia de Gardner que todo el mundo debe cultivar si quiere tener éxito. Se trata de la inteligencia intrapersonal.

La inteligencia intrapersonal significa comunicarse con uno mismo, ser capaz de hablar consigo mismo y controlar sus emociones. Por ejemplo, cuando alguien que está enfadado se dice a sí mismo: "Cuenta hasta diez antes de hablar", esa persona está ejerciendo la inteligencia intrapersonal. En otras palabras, se habla a sí mismo antes de abrir la boca y dejar que sus emociones hablen. Por desgracia, esto no es algo que se pueda externalizar. Por lo tanto, es algo que hay que cultivar.

La inteligencia intrapersonal es importante para el éxito, especialmente cuando los tiempos son difíciles y una persona quiere abandonar o tiene miedo. De hecho, muchas personas que están atravesando la actual crisis del coronavirus tendrán éxito precisamente porque han cultivado la inteligencia intrapersonal. Están encontrando formas no sólo de sobrevivir, sino también de prosperar en las circunstancias actuales. Los que lo están pasando mal probablemente carecen de esa inteligencia y se dejan llevar por el miedo.

Todos conocemos a personas muy emocionales. En lugar de pensar con lógica, las personas altamente emocionales tienden a dejar que sus emociones dirijan sus vidas, a menudo diciendo o haciendo algo de lo que luego se arrepienten. He visto a muchas personas hacer esto en las redes sociales, entrando en discusiones con sus seres queridos sobre el coronavirus porque podrían tener una opinión diferente... ¡Claro que he visto a gente hacerlo conmigo!

Esta incapacidad de dominar el “Yo” lleva a muchas luchas y sinsabores a las personas, mientras que los que ponen en funcionamiento la inteligencia intrapersonal son algunas de las personas más exitosas que conoces.

Inteligencia emocional, no sin emociones

La inteligencia emocional no significa estar vacío de emociones. La inteligencia emocional significa que sabes que está bien estar enfadado, pero no fuera de control. Sabes que está bien sentirse herido, pero no está bien hacer algo estúpido en nombre de la venganza.

Muchos de nosotros conocemos a una persona que es muy inteligente, digamos en matemáticas, pero permite que sus emociones dañen otras partes de su vida. La adicción es otro ejemplo. Las adicciones suelen estar causadas por la falta de inteligencia emocional. Cuando se siente frustrado, enfadado o temeroso, una persona puede comer, beber, tener sexo o consumir drogas para adormecer el dolor emocional. Algunas personas van de compras cuando se aburren, gastando un dinero que no tienen.

Gestionar las emociones es la clave del éxito

Hoy, haz un balance de cómo gestionas tus emociones. ¿Eres inteligente en la forma de expresar lo que sientes, especialmente cuando hay presión? ¿O dejas que tus emociones obstaculicen continuamente tu capacidad de éxito?

Si quieres tener éxito en la vida, debes tener una fuerte inteligencia emocional, lo que significa una fuerte inteligencia intrapersonal, porque las personas con éxito saben gestionar sus emociones, especialmente en situaciones de estrés.

¿Está interesado en saber más sobre cómo sus puntos fuertes pueden ayudarle con sus finanzas? Consiga un ejemplar de mi libro, "Por qué los estudiantes de sobresaliente trabajan para los de sobresaliente".

Si quieres saber más sobre cómo puedes sacar el máximo partido a tu inteligencia, juega al CASHFLOW Classic aquí.

Qué Es El Dinero

Si quieres ser rico, tienes que saber qué es el dinero y cómo funciona. La comprensión comienza escuchando sus palabras.

¿Cómo funciona el dinero?

Si quieres ser rico, tienes que saber qué es el dinero y cómo funciona. La comprensión comienza escuchando tuspalabras.

Está a tu alrededor. Lo usas todos los días. No puedes vivir sin él. Pero, ¿sabes realmente lo que es?

Me refiero al dinero.

Si quieres ser rico, es decir, tener mucho dinero, se deduce que tienes que saber qué es el dinero y cómo funciona. Por desgracia, mucha gente cree que sabe estas cosas, pero en realidad no las sabe. Y esa es una de las razones por las que nunca se hacen ricos.

¿Qué es el dinero?

Lo primero que debes entender cuando te preguntas "¿Qué es el dinero?" es que el dinero ha evolucionado con el tiempo.

"El dinero" tenía originalmente la forma de trueque, como las gallinas o la leche, luego las conchas y los abalorios, y después las monedas de oro, plata y cobre. Eran objetos físicos que se consideraban de valor tangible y, por tanto, se intercambiaban por otros objetos de valor similar.

Hoy, la mayor parte del dinero es papel moneda, un pagaré de un gobierno, también conocido como moneda fiduciaria. El papel moneda no tiene valor en sí mismo. Es simplemente un derivado del valor de otra cosa.

En el pasado, el dólar era un derivado del oro; ahora es un derivado de la deuda, un pagaré de los contribuyentes de un país.

Hoy, el dinero ya no es un objeto tangible como los pollos, el oro o la plata. Hoy, el dinero moderno es simplemente una idea respaldada por la fe y la confianza de un gobierno. Cuanto más fiable sea el país, más valioso será el dinero, y viceversa.

Esta evolución del dinero de un objeto tangible a una idea es una de las razones por las que el tema del dinero es tan confuso. Es difícil entender algo que ya no podemos ver, tocar o sentir.

¿Cómo funciona el dinero?

Hoy en día, lo que la mayoría de la gente llama dinero yo lo llamaría "dinero falso". No es que el dinero falso no sea útil. Lo es. Es sólo que el dinero de hoy, que en realidad es moneda, no tiene valor intrínseco en sí mismo, a diferencia del oro o la plata, que tienen valor y siempre han tenido valor.

Por desgracia, la mayoría de la gente no entiende esto. Creen que el dinero, como los dólares, tiene realmente valor. Por eso mucha gente piensa que es financieramente inteligente ahorrar dinero. Pero si has leído mis libros, sabes que los ahorradores son perdedores.

Si quieres ser rico, tienes que entender cómo funciona el dinero tal y como se llama hoy en día. El dinero de hoy es una moneda. Es una representación de la fe que las economías tienen en la economía de un país en lugar de algo de valor como el oro. Esto se debe a que en 1971 el presidente Nixon sacó el dólar estadounidense del patrón oro. Fue entonces cuando se convirtió en una moneda falsa. Sólo se basaba en la "plena fe y crédito" de los Estados Unidos... un gigantesco pagaré. Otros países siguieron su ejemplo.

La palabra moneda deriva de la palabra corriente. Como una corriente, hoy el dinero debe seguir moviéndose para sobrevivir. He aquí un ejemplo de lo que le ocurre al dinero -la moneda- con el paso del tiempo.

Como puede ver, el valor del dinero falso siempre llega a cero en relación con el dinero real. Esto se debe en parte a que los gobiernos pueden imprimir todo lo que quieran, ya que no está vinculado a nada de valor... es sólo papel.

¿Cómo utilizan el dinero los ricos?

Los ricos entienden esto, por lo que siempre mantienen su dinero en cosas con valor tangible: activos. Además, invierten su dinero en activos que producen más dinero en forma de flujo de caja, que pueden utilizar para invertir en más activos.

Esta es la velocidad del dinero, y es la razón por la que algunas personas son ricas y la mayoría de las otras son pobres.

He compartido la fórmula para utilizar el dinero para hacerse rico, la fórmula de la velocidad del dinero, en otro post, pero la compartiré aquí también:

  1. Invertir mi dinero en un activo
  2. Recuperar mi dinero
  3. Mantener el control del activo
  4. Mover mi dinero a un nuevo activo
  5. Repetir el proceso

Si quieres leer la fórmula en detalle, y ver un ejemplo de ella en la práctica, lee mi post "La velocidad del dinero: El secreto de cómo los ricos se hacen más ricos y los pobres más pobres".

Para utilizar el dinero como los ricos, hay que conocer el lenguaje del dinero

Cuando un estudiante va a la escuela de medicina, aprende el lenguaje de la medicina y pronto está hablando de presión diastólica frente a la presión sistólica. Cuando fui a la escuela de vuelo, tuve que aprender el lenguaje de un piloto. Pronto hablé palabras como altímetro, alerón y timón. Cuando pasé a los helicópteros, utilicé otras palabras como cíclico, colectivo y rotores. No podría haber tenido éxito como piloto si no conociera estas palabras. Lo mismo ocurre con el aprendizaje del lenguaje del dinero.

Si quieres ser rico, debes aprender a hablar del dinero como lo hacen los ricos. Cuando aprendes el lenguaje del dinero, aprendes el lenguaje del 10% del mundo que no tiene que preocuparse por el dinero. Si invierte un poco de tiempo cada día en aprender las palabras del dinero, tendrá más posibilidades de formar parte de ese 10%.

Y lo que es más importante, al aprender las palabras del dinero, reducirá las posibilidades de ser engañado por los falsos profetas del dinero, los mismos falsos profetas que predican las viejas reglas del dinero: ahorrar dinero, comprar una casa, salir de las deudas e invertir a largo plazo en una cartera bien diversificada de fondos de inversión.

La buena noticia es que no cuesta mucho aprender el vocabulario del dinero. De hecho, puedes aprender la mayor parte de él de forma gratuita investigando en Internet, sacando libros de finanzas de la biblioteca y leyendo noticias financieras.

El conocimiento comienza con las palabras

Dado que el dinero es conocimiento, se deduce que el conocimiento comienza con las palabras. Las palabras son el combustible de nuestro cerebro, y las palabras dan forma a nuestra realidad. Si utilizas las palabras equivocadas, palabras pobres, tendrás pensamientos pobres y una vida pobre. Usar palabras pobres es lo mismo que usar gasolina mala en un coche bueno.

Un buen lugar para empezar a aprender las palabras del dinero es nuestro glosario financiero gratuito en richdad.com.

Pero las palabras por sí solas no son suficientes. Son simplemente una manifestación de su mentalidad. El cambio de mentalidad comienza con el cambio de las palabras. Las siguientes son las palabras que utilizan las personas con diferentes mentalidades en el cuadrante CASHFLOW.

Palabras del cuadrante del empleado (E)

Una persona que proviene del cuadrante E podría decir: "Busco un trabajo seguro, con buena paga y excelentes beneficios".

Palabras como éstas me indican que el valor principal de una persona es la seguridad frente al miedo. A las personas que adoptan la seguridad como respuesta al miedo les gusta tener las cosas por escrito, saber exactamente lo que van a ganar y cuáles son sus beneficios, como el seguro médico proporcionado por el empleador. Para ellos, la idea de seguridad suele ser más importante que el dinero.

Los empleados pueden ser presidentes de empresas... o conserjes. Lo importante para ellos no es tanto lo que hacen como el acuerdo contractual que tienen.

Palabras del cuadrante A

Una persona que proviene del cuadrante A podría decir: "Mi tarifa es de 75 dólares por hora". O, "Mi tasa de comisión normal es del seis por ciento". O, "Parece que no puedo encontrar gente buena para trabajar en este proyecto y hacer el trabajo bien". O, "Llevo más de veinte horas en este proyecto".

A los que están en el cuadrante A les gusta ser su propio jefe o "hacer lo suyo". Cuando se trata de dinero, a los del cuadrante S no les gusta que sus ingresos dependan de otras personas. Si trabajan duro, esperan que se les pague por su trabajo. A la inversa, entienden que si no trabajan duro, no merecen que se les pague bien. Tienen un alma ferozmente independiente.

Dueño de Sistema de Negocios(D)-Palabras del cuadrante

Una persona que opera desde el cuadrante Dpodría decir: "Estoy buscando un nuevo presidente para dirigir mi empresa".

Los del cuadrante D son casi lo contrario de los del cuadrante A. Les gusta rodearse de personas que puedan hacer el trabajo mejor que ellos. Su verdadero lema es: "¿Por qué hacerlo tú mismo cuando puedes contratar a alguien que lo haga por ti, y que lo haga mejor?".

A los del cuadrante D les gusta trabajar en su empresa y contratar a personas más inteligentes para que trabajen en ella.

Palabras del cuadrante inversionista(I)

Alguien que opere desde el cuadrante Ie podría decir: "¿Mi flujo de caja se basa en una tasa interna de retorno o en una tasa neta de retorno?"

Los inversores ganan dinero con dinero. No tienen que trabajar porque su dinero trabaja para ellos. Por ello, saben cómo funciona el dinero. Entienden el lenguaje del dinero y lo hablan con fluidez.

¿Qué dicen tus palabras sobre ti?

¿Te has parado alguna vez a escuchar las palabras que utilizas? Un buen ejercicio para esta semana sería frenar y escucharse a sí mismo. Descubre lo que dices y cómo lo dices. Puede que descubras que, en el fondo, eres alguien diferente de lo que creías.

Lo mismo ocurre con las personas con las que trabajas o que trabajan para ti. Escucha también sus palabras esta semana.

Al final, nuestras palabras son buenos indicadores de lo que es realmente importante para nosotros. La buena noticia es que una vez que entendemos quiénes somos en el fondo, podemos decidir si nos gusta esa persona o si queremos aspirar a ser algo más. Pero todo empieza por escuchar.

¿Es La Diversificación Una Buena O Mala Estrategia De Inversión?

Si quiere ser un inversor profesional, la clave no es la diversificación, sino la concentración.

¿Por qué debería reconsiderar lo que es la verdadera diversificación?

Cuando se trata de invertir, los llamados expertos predican a las masas con este consejo: "Invierta en una cartera diversificada de acciones, bonos y fondos de inversión".

¿Por qué dan este consejo? Viene de la buena intención, sin duda. La idea que subyace al consejo convencional sobre la diversificación es que si una parte de su cartera se ve afectada por las malas condiciones del mercado, podrá cubrirse con otras partes de su cartera.

Parece un buen consejo, ¿no? ¿Qué puede haber de malo en repartir el riesgo entre varios vehículos de inversión diferentes? En ese contexto, la diversificación es la forma más fácil de ayudar a las personas que no tienen educación financiera a gestionar su riesgo. La diversificación es un buen consejo para los idiotas financieros.

Como veremos más adelante en este artículo, en realidad les expone a un riesgo aún mayor. Y si quieres ser realmente rico, tienes que entender por qué la diversificación (al menos como se habla popularmente de ella en el mundo financiero) es una mala idea.

¿Por qué la "diversificación" es un mal consejo?

En primer lugar, lo que la mayoría de la gente considera diversificación no es realmente diversificación.

Se trata más bien de repartir su dinero entre una clase de activos. Las acciones, los bonos y los fondos de inversión forman parte de la misma clase de activos: los activos en papel. Un 401K que invierte principalmente en fondos indexados es un vehículo de inversión que simplemente distribuye el dinero en un tipo de inversión: las acciones. Eso no es una verdadera diversificación.

Eso es en realidad especialización, y si lo haces a ciegas, te expones a un gran riesgo. En caso de un colapso total del sector de los activos de papel (es decir, una profunda recesión o depresión), todos tus activos se hundirán. Y si el momento es malo, puede ser devastador; sólo hay que preguntar a los jubilados que pasaron por la Gran Recesión.

Por qué es importante entender la verdadera diversificación

En realidad, hay cuatro clases de activos: papel, bienes inmuebles, materias primas y empresas. Una cartera verdaderamente diversificada tendría participaciones en todas o en la mayoría de ellas.

Si está planeando utilizar la diversificación como estrategia de cobertura, al menos hágalo bien y asegúrese de que está diversificado en las cuatro clases de activos, no sólo en los activos de papel. Eso al menos le protegerá mucho mejor de una pérdida total de su patrimonio en caso de que una clase de activos se desplome.

Pero a fin de cuentas, la diversificación es un juego de suma cero. Las ganancias en una clase compensan las pérdidas en otra. Claro que puede ser seguro, pero rara vez alguien se hace rico diversificando. Como dice Warren Buffet, "La amplia diversificación sólo es necesaria cuando los inversores no entienden lo que están haciendo".

Diversificación, riesgo sistémico y riesgo no sistémico

La razón por la que la diversificación es una forma de invertir de alto riesgo queda clara cuando se considera el riesgo sistémico y no sistémico.

Hace unos años, British Petroleum sufrió un importante vertido de petróleo. Durante ese tiempo, las acciones de la empresa cayeron más del 50%. Sin embargo, esto no afectó al mercado, y las cosas siguieron como si no hubiera pasado nada en otras acciones, en el mercado inmobiliario, etc.

Este es un ejemplo de riesgo no sistémico. Si usted tuviera todo su dinero en acciones de BP, se habría visto perjudicado, perdiendo la mitad de su patrimonio. Pero estaría aislado en esa empresa. El resto de los inversores del mercado estarían bien.

Los inversores aficionados intentan gestionar el tipo de riesgo que supondría centrarse en una sola acción, en este caso BP, mediante la diversificación en el mercado de valores. El problema es que entonces se exponen al riesgo sistémico, que es mucho más arriesgado.

Un ejemplo de riesgo sistémico es la crisis de las hipotecas subprime. Los corredores de bolsa repartían hipotecas como si fueran caramelos, aprobando préstamos con cero de entrada, con ingresos declarados y sin documentación. Cuando millones de personas que mintieron para conseguir una casa que no podían pagar dejaron de pagar esos préstamos, todo el sistema se vio afectado. El índice S&P 500 cayó más del 50%.

Cuando se trata de riesgo sistémico, la diversificación no te ayuda. Y el riesgo sistémico es siempre una cuestión no de si, sino de cuándo. Si tienes suerte, te golpea cuando todavía tienes tiempo de recuperarte. Si no, entonces estás jodido. Es una gran apuesta cuando hay otras estrategias que puedes poner en marcha que no sólo te protegerán mejor sino que te harán mucho más rico... si tienes la educación financiera necesaria para ejecutarlas.

Diversificación vs. ventaja injusta

Mi amigo y asesor de Padre Rico, Andy Tanner, es un maestro de los activos de papel. También es increíblemente alto. Con 1,90 metros de altura, Andy se convirtió naturalmente en un consumado jugador de baloncesto en sus años de juventud.

Andy compartió conmigo una historia sobre su hermano menor, que es ocho pulgadas más bajo que él. A menudo jugaban juntos al baloncesto en la entrada de su casa. El hermano menor de Andy nunca le ganó. "¡No es justo!" aullaba el hermano de Andy.

"Tienes razón", decían los padres de Andy. "La vida no es justa".

Cuando se trataba de baloncesto, Andy tenía una ventaja injusta sobre su hermano. Su altura natural le ayudaba a dominar el juego. Él no estaba haciendo trampa. Seguía respetando las reglas, pero utilizaba su ventaja injusta para ganar siempre.

Los inversores más exitosos no diversifican. Más bien, tienen una ventaja injusta sobre los inversores aficionados. Se concentran, se especializan y aseguran sus inversiones contra el riesgo mediante contratos.

Llegan a conocer la categoría de inversión en la que invierten y cómo funciona el negocio mejor que nadie. Por ejemplo, al invertir en bienes inmuebles, algunos inversores se centran en terrenos sin edificar, mientras que otros se centran en edificios de apartamentos. Aunque ambos invierten en bienes inmuebles, lo hacen de forma diferente.

A continuación, utilizan contratos, como un contrato de alquiler, para garantizar los ingresos durante doce meses y un seguro para protegerse de las pérdidas, para bloquear su ventaja injusta y ganar dinero aunque los mercados suban o bajen.

El secreto que conocen los ricos es que se puede asegurar cualquier inversión en cualquier clase de activo, incluso en acciones. Se necesita inteligencia financiera para saber cómo hacerlo, y si quieres aprender más, te animo a explorar nuestras opciones de aprendizaje en los Talleres de Padre Rico.

Cuando la diversificación es un buen consejo

Entonces, de nuevo, teniendo en cuenta lo que hemos discutido aquí, ¿por qué los asesores financieros recomiendan la diversificación cuando los mejores inversores del mundo deciden no diversificar su cartera?

En resumen, lo hacen para proteger a los ignorantes... o, de nuevo, lo que yo llamo idiotas financieros. Hay inversores profesionales y aficionados. Warren Buffett es un inversor profesional. La mayoría de la gente es aficionada. Un inversor profesional, por ejemplo, sabría que un derrame de petróleo para BP significaría que sería el momento de cubrirse contra las pérdidas. Un inversor amateur haría un movimiento después de haber perdido demasiado dinero. Los inversores profesionales deben concentrarse. Los inversores aficionados deberían diversificar.

La verdadera pregunta es: ¿Quiere convertirse en un inversor profesional o seguir siendo un aficionado? Si elige seguir siendo un aficionado, entonces, por supuesto, diversifique. La diversificación le impide "poner todos los huevos en la misma cesta", de modo que si una acción se hunde, como ocurrió con BP, sólo una parte de su cartera se verá afectada.

Sin embargo, si decide convertirse en un inversor profesional, el precio de entrada es la dedicación, el tiempo y el estudio. Warren Buffett dedicó su vida a convertirse en el mejor inversor posible. Por eso se concentra y no diversifica. No necesita protegerse de la ignorancia simplemente porque ha invertido tiempo y dinero para entender lo que está haciendo.

Enfoque intenso, recompensas intensas

En Hawái, hay una gran organización conocida como Winners Camp. En ella se enseña a los adolescentes las actitudes y habilidades necesarias para tener éxito en la vida. Winners Camp utiliza la palabra "focus" como acrónimo de "Follow One Course Until Successful". Creo que se debería enseñar a todos los niños a centrarse, al igual que a cualquier inversor que quiera ser rico.

Si observamos a cualquier persona que haya alcanzado un gran éxito y riqueza, todos se han centrado intensamente para ganar.

En lugar de practicar la diversificación, le animo a que practique el enfoque. En el proceso, usted tomará el control de su futuro financiero de una manera que los aficionados simplemente no pueden.

commodities ebook

¿Por Qué Soy Capitalista?

¿Por qué soy capitalista y no socialista? (Y NO es por codicia).

Como muchos de ustedes saben, crecí con dos padres diferentes. Mi pobre padre, mi padre natural, era el jefe del sistema educativo de Hawai. Era un sindicalista acérrimo, al igual que todos los miembros de mi familia que trabajaban en la educación pública y en el gobierno.

Mi padre quería que tuviera éxito en los cuadrantes E (empleado) y A (autónomo) del cuadrante CASHFLOW. Me sugirió que fuera a la escuela, obtuviera mi doctorado, que él mismo hizo, y trabajara para el gobierno o subiera la escalera corporativa en el cuadrante E o fuera como mi madre, una enfermera registrada, y me convirtiera en médico en el cuadrante A.

Creía en las escuelas tradicionales, como las universidades, las facultades de derecho y las escuelas de medicina. Valoraba las buenas notas, los títulos y las credenciales, como un título de abogado o de médico.

Así es como piensan la mayoría de los padres.

Mi padre rico me sugirió que me convirtiera en capitalista. Eso significaba que tenía que estudiar las habilidades necesarias para tener éxito en los cuadrantes D(Dueño de sistema de negocios) e I (Inversionista).

Mi padre rico creía en la educación, pero no en el tipo de educación que creía mi padre pobre. En lugar de ir a la escuela, mi padre rico se apuntó a seminarios y cursos que mejoraban sus habilidades empresariales y de inversión. También hizo cursos de desarrollo personal. No le interesaban las calificaciones ni las credenciales. Quería habilidades de la vida real que le proporcionaran puntos fuertes y habilidades operativas en los cuadrantes D e I.

Aprender a ser un capitalista

Cuando estaba en el instituto, mi padre rico volaba a menudo a Honolulu para asistir a seminarios sobre emprendimiento e inversión. Un día, cuando le dije a mi padre pobre que el padre rico iba a una clase sobre ventas, mi padre pobre se rió. No podía entender por qué alguien querría aprender a vender, sobre todo si las horas de clase no se aplicaban como crédito para un título universitario avanzado. Mi padre pobre miraba con desprecio al padre rico, que nunca había terminado la escuela secundaria.

Como tenía dos padres con actitudes diferentes sobre la educación, me di cuenta de que había dos tipos de educación. Las escuelas tradicionales eran para los que querían tener éxito en los cuadrantes E y A. Pero otro tipo de educación, la educación financiera, era para los que querían tener éxito en los cuadrantes D e I.

¿Qué es el capitalismo?

Hay muchas definiciones académicas del capitalismo, pero lo que aprendí de mi padre rico fue que el capitalismo era ver la oportunidad y capitalizarla. No tenía una buena educación, pero sí tenía conocimientos de la calle. Sabía cómo funcionaban los negocios y el dinero por haber ayudado a administrar la tienda de su familia cuando era niño. Y, cómo hablaré más adelante en este artículo, sabía cómo aprovechar cada oportunidad que se le presentaba.

Soy capitalista porque creo que es el mejor sistema económico para recompensar a los que ven la oportunidad y van tras ella. En el proceso también proporcionan oportunidades a otros. Ningún otro sistema en el mundo ha producido tanta riqueza y un nivel de vida tan alto.

¿Qué es el socialismo?

Recientemente se ha producido un aumento de la aceptación del socialismo en Estados Unidos. Políticos populares como Bernie Sanders y Alexandria Ocasio-Cortez son los favoritos de una generación de jóvenes que ven la desigualdad de ingresos, que es un problema real, y piensan que el socialismo es la respuesta.

De nuevo, hay muchas definiciones académicas de socialismo, pero lo que aprendí de mi padre rico es que el socialismo es realmente una mentalidad de derecho formalizada en el gobierno. El socialismo tiene una mentalidad de Robin Hood. Quitar a los ricos y dar a los pobres.

Pero mi padre rico sabía que, si bien eso podía ser útil a corto plazo, no crearía riqueza generacional ni enseñaría a la gente a ver las oportunidades y a crear innovación.

Yo también he vivido lo suficiente como para ver que el socialismo y su primo, el comunismo, son al final desastrosos para un país y sus economías.

Sindicatos y anticapitalismo

Mi padre rico era un exitoso hombre de negocios hecho a sí mismo que poseía hoteles en Hawai. A diferencia de mi padre pobre, que estaba muy a favor de los sindicatos (al fin y al cabo, se dedicaba a la educación), mi padre rico estaba muy en contra de los sindicatos por los abusos que veía y porque creía que eran anticapitalistas y, en muchos sentidos, producto de una mentalidad socialista. No es de extrañar que tanto el socialismo como los sindicatos estén invadidos de corrupción.

De niño, escuché las dos caras de la historia, y pude entender los argumentos que tanto mi padre rico como mi padre pobre daban para sus posiciones. Aunque quería a mi padre pobre y lo respetaba como una persona maravillosa, al final no pude estar de acuerdo con él sobre los sindicatos. Me puse del lado de mi padre rico y el resto fue historia.

Si quieres saber más sobre por qué creo que los sindicatos son anticapitalistas y obsoletos, te animo a que escuches el podcast del Rich Dad Radio Show, "Tensión en las pensiones". Allí comparto mis puntos de vista en detalle, y también profundizo en por qué los fondos de pensiones de los servicios públicos, crónicamente desfinanciados, son la próxima bomba de relojería financiera para los Estados Unidos.

Pero hoy quiero compartir una sencilla historia que creo que pone de manifiesto perfectamente por qué soy capitalista y no sindicalista.

Bobby y la lucha por la sindicalización

Hace muchos años, un empleado de mi padre rico llamado Bobby decidió que los trabajadores del hotel de mi padre rico debían estar sindicados. Durante meses trabajó incansablemente para organizar a los empleados, predicando los "méritos" de estar en un sindicato. El trabajo de Bobby fue tan eficaz que finalmente consiguió convocar una reunión para votar si los empleados se declaraban en huelga y se sindicaban o no.

La noche de la votación, yo estaba con el Padre Rico, dispuesto a ayudar y a hacer lo que fuera necesario para mantener el hotel en funcionamiento en caso de que sus cientos de empleados abandonaran el trabajo. El ambiente era tenso, por no decir otra cosa.

Al final, los votos se emitieron y el recuento final fue una derrota para Bobby. Los trabajadores no decidieron sindicarse y la actividad se reanudó con normalidad, o con toda la normalidad posible después de tanta tensión.

Al día siguiente de la votación, mi padre rico llamó a Bobby a su despacho.

"Bobby", dijo. "No me gustas".

Bobby pensó que sabía lo que iba a pasar a continuación. Estaba seguro de que las palabras "Estás despedido" sería lo siguiente que saldría de la boca de mi Padre Rico. No fue así.

En su lugar, el padre rico dijo: "Pero aunque no me gustes, no sabía que tuvieras tanta capacidad de liderazgo. Te costó mucho trabajo organizar a toda esa gente y hacer que te siguieran así. Así que te asciendo. Ahora estás a cargo de todo el personal".

Lo que aprendí de la noche de Bobby

Aprendí esa noche que Bobby, un sindicalista, estaba cegado por conseguir derechos mientras que mi padre rico, un capitalista, veía claramente la oportunidad.

Por eso soy capitalista. Creo que el mundo está lleno de oportunidades, a las que no tengo derecho, pero que puedo aprovechar

jugar cashflow classic aqui